Grabados

Realizada su última hornada (1988), busca nuevos caminos donde dar salida a sus inquietudes artísticas. Acostumbrado al dibujo inciso, encuentra en el grabado una casi continuación de su “raspado”. Introduce nuevos temas y colores, pero sobre todo ha seguido siendo fiel a su mismo estilo.