Animales

No solo se limitó a remodelar la pieza más antigua de la alfarería conquense, el toro ibérico, compuesto de diecisiete piezas, sino que la imaginación de el alfarero-escultor, ha dado vida a otros nuevos. Desde las líneas estilizadas de “caballo de troya” , al volumen de “toro al ruedo” inspirado en las rocas de su Cuenca natal.